Córnea | Innova ocular

Tratamientos > Córnea

Córnea

En el tratamiento de problemas en la córnea existen varios tipos de cirugía. La mayoría de las afecciones corneales que requieren tratamiento quirúrgico se pueden englobar en alguna de estas técnicas:

Trasplante de Córnea

El trasplante de córnea se realiza cuando ésta pierde su transparencia o por deformidades que afectan a sus características ópticas (queratocono, ectasias postquirúrgicas, etc)

Se realiza con anestesia local y en régimen de cirugía ambulatoria. 

Hay varios tipos de trasplante de córnea: 

  • Penetrante completo. Consiste en la sustitución de todas las capas de la córnea. 
  • Lamelares. Se trasplanta solo la parte enferma:
  1. Anteriores, indicado para patologías que afectan al estroma corneal: queratocono, cicatrices corneales, ectasias postcirugía refractiva, distrofias corneales, etc.
  2. Endoteliales, indicado para patologías que afectan al endotelio, la más frecuente la distrofia endotelial de Fuchs o córnea guttata o la descompensación corneal postquirúrgica. 

Preguntas frecuentes:

  • ¿Qué riesgo de rechazo existe? El riesgo de rechazo en los trasplantes corneales es bajo, ya que una de las características de la córnea es que carece de vasos sanguíneos en condiciones normales, con lo que la posibilidad de que el organismo reconozca el tejido extraño es muy escasa. Depende mucho de la patología que condicionó el trasplante, siendo el queratocono la que menos posibilidades de rechazo tiene.
  • ¿Qué síntomas da un rechazo? Los síntomas son la disminución de la visión de forma brusca y progresiva, enrojecimiento ocular y fotofobia (molestia con la luz). Ante cualquiera de estos síntomas, debe acudir a su oftalmólogo. 
  • ¿Tiene tratamiento? El tratamiento consiste en la aplicación de colirios de corticoides con mucha frecuencia, y generalmente también por vía oral a dosis altas durante cortos periodos de tiempo. Dependiendo del grado de rechazo, se puede recuperar el trasplante o no; en este último caso sería necesaria la realización de un nuevo trasplante para recuperar la visión

Anillos intraestromales o corneales

Los anillos intracorneales son unos segmentos transparentes que se colocan en el espesor de la córnea a unos 6mm del eje visual. Tienen como finalidad fortalecer la estructura corneal y regularizarla. Con ello evitamos la progresión de enfermedades como el queratocono y mejoramos la calidad de visión de los pacientes, ya que al mejorar la forma de la córnea disminuye el astigmatismo y las aberraciones ópticas de alto orden que no se pueden corregir con gafas ni lentillas.

La cirugía de anillos intracorneales se realiza con anestesia tópica (gotas), dura de 10 a 15 minutos y el paciente puede marcharse a su casa posteriormente. En Innova Ocular IOA MAdrid disponemos de láser de femtosegundo para la realización del túnel donde se va a insertar el anillo, lo que hace que el riesgo de complicaciones intraoperatorias sea prácticamente nulo.

La cirugía con anillos intracorneales es una cirugía reversible, de tal forma que, si el efecto refractivo no es el deseado, se pueden retirar los anillos y la córnea vuelve a su estado inicial.

Para la corrección de la graduación residual tras una intervención de anillos intracorneales se pueden utilizar gafas, lentes de contacto o lentes intraoculares. 

Queratocono

Los tratamientos para frenar la evolución dependen del estadio en el que se encuentre la patología. 

  • Anillos intracorneales. Los anillos se colocan en el espedor de la córnea y actúan fortaleciendo la zona debilitada. Permiten moldear la córnea y mejoran la calidad visual del paciente.
  • Crosslinking. Indicado para estadíos muy iniciales en los que hay una progesión del cono objetivada mediante topografías.Consiste en aplicar radiación utravioleta sobre la córnea para endurecer las fibras del colágeno y frenar la evolución. 

  • Trasplante de córnea. Para estadíos muy avanzados. Hoy en día se pueden hacer trasplantes lamelares y sustituir sólo la parte enferma de la córnea, lo que disminuye el riesgo de rechazo. 

Queratectomía fototerapéutica

La queratectomía fototerapeutica (PTK) consiste en “pulir” la córnea con láser Excimer. 

Está indicada en patologías que afectan a la parte más superficial de la córnea: cicatrices tras conjuntivitis adenovíricas, episodios recurrentes de dolor corneal (queratalgias recidivantes), ya sea post-traumáticas o en pacientes con distrofia de membrana basal.

La cirugía se realiza con anestesia tópica (gotas) y dura de 10 a 15 minutos. Es normal sentir molestias en el postoperatorio inmediato pero éstas suelen ser leves. La visión puede no ser perfecta hasta 7 a 15 días después de la intervención y fluctúa a lo largo del día. Como consecuencia del tratamiento, puede cambiar la graduación del paciente y requerir unas gafas o una nueva cirugía con finalidad refractiva.

Cicatrices corneales

En aquellos casos en los que la pérdida de visión sea escasa, no hay que hacer nada sólo observación. En caso de que la pérdida de visión sea mayor y afecte a la calidad de vida del paciente el tratamiento dependerá de la profundidad de la cicatriz; si son muy superficiales se puede plantear un "pulido" con láser, es lo que se llama PTK o queratectomía fototerapeútica. En casos de cicatrices más profundas el tratamiento consiste en un transplante de la zona afectada. 

Queratitis

La queratitis es una inflamación de la córnea. Las causas son múltiples, entre ellas:

  • Sequedad. Generalmente produce queratitis superficiales que curan sin dejar secuelas. Se manifiesta por sensación de cuerpo extraño, enrojecimiento y en casos más severos pérdida de visión si afectan al eje visual. Mejoran con lubricantes, aunque pueden ser recidivantes y en ocasiones requerir tratamientos más específicos (tapones lagrimales, suero autólogo, fórmulas magistrales, etc). 

 

 

  • Infecciones víricas. La más frecuente es la queratitis por herpes simple, que deja como secuela una cicatriz en la córnea y es una de las causas más frecuentes de trasplante de córnea en nuestro medio. Son recidivantes y el diagnóstico y tratamiento precoz son fundamentales. 

 

  • Infecciones bacterianas, por hongos o amebas. Son más frecuentes en pacientes portadores de lentes de contacto o en aquellos que han tenido un traumatismo o erosión previa. Son infecciones muy graves que requieren el uso de colirios antibióticos fortificados y suelen dejar cicatrices corneales que limitan mucho la visión. 

 

  • Otras causas. Por exposición, en pacientes con cierre incompleto palpebral, por caústicos, actínica por exposición solar (típica de esquiadores o soldadores sin gafas), etc.

Distrofia endotelial de Fuchs o córnea Guttata

Los pacientes con córnea guttata tienen menos células endoteliales de lo normal. Las células endoteliales tienen la función de deshidratar la córnea para mantener su transparencia, con lo que a estos pacientes la córnea se les va llenando paulatinamente de agua ocasionando un edema.

Los primeros síntomas aparecen por la mañana en forma de visión borrosa, que va mejorando a lo largo del día. En estadíos más evolucionados la visión borrosa se mantiene durante todo el día, como si hubiera niebla y halos alrededor de las luces. En estadíos terminales puede aparecer dolor por la formación de bullas o ampollas que pueden romperse con el parpadeo.

 

 

El diagnóstico es clínico, con la observación de la córnea. En estadíos iniciales se puede realizar un recuento de las células endoteliales.

 

 

El tratamiento es quirúrgico, mediante la realización de un trasplante de células endoteliales. 

Queratalgía recidivante

Durante el episodio agudo de dolor, se puede tratar con medicación tópica o lente de contacto terapéutica. Como tratamiento definitivo está el láser (queratectomía fototerapeútica o PTK). Igual que cuando se tiene una herida en la piel que ha cerrado mal, hay que limpiarla y dejar que cierre nuevamente, con esta entidad pasa lo mismo. El láser pule la superficie de la córnea dejándola lisa, el epitelio al crecer crea nuevas adhesiones a la córnea, más fuertes, con lo que disminuye mucho la probabilidad de recidiva de la erosión.

El tratamiento no es doloroso en absoluto, mucho menos que los episodios de dolor agudo de ojo.

¿Necesitas información?

*Debe rellenar todos los datos SOLICITAR INFORMACIÓN Enviar

¿Podemos ayudarte? Siempre vamos a estar al otro lado cuando nos necesites.

DIRECCIÓN Galileo 104, Madrid 28003

HORARIO De Lunes a Viernes, 09:00 h a 20:00 h.

Contáctanos
*Debe rellenar todos los datos Enviado Enviar
Solicita información

DIRECCIÓN Galileo 104, Madrid 28003

HORARIO De Lunes a Viernes, 09:00 h a 20:00 h.


Solicitud recibida correctamente

Te contestaremos tan rápido como sea posible