Mi experiencia con la terapia visual

Testimonios > Mi experiencia con la terapia visual

Testimonio

Mi experiencia con la terapia visual

 Debido a otras circunstancias, empecé a tener problemas de doble visión,  el sol me cegaba, no podía mirar al ordenador más de 5 minutos y un largo, etc que hacía mi día a día bastante complicado.

    Tras un reconocimiento exhaustivo en la clínica,  se me derivó a Terapia Visual con la optometrista Esther López para corregir todos estos problemas. No os voy a engañar, cuando te dicen Terapia Visual se te viene a la cabeza imágenes principalmente de niños y si ya eres un adulto como yo, acto seguido piensas ''no funcionará''.

    Ya en sesión, pues la primera impresión fue muy buena, Esther me explicó todo lo que haríamos en las sesiones y su trato en todo momento fue muy amable. A continuación pasamos con los dos primeros ejercicios que fueron El Cordón de Brock, una tarjeta de convergencias y un juego de anaglifos.

    Tras acabar el tiempo de la primera sesión,  me explicó que era importante que los ejercicios se practicasen todos los días en casa.

    Y así fue como a partir de ese día todos los días tomaba una hora de mi tiempo para ponerme hacer los ejercicios. Aquí yo recomendaría que fuese a una hora que sabes seguramente que los vas hacer seguro y aunque al principio cuesta un poco ya que los primeros días son los más difíciles porque no te salen los ejercicios como esperas y te desesperas,  luego ya la cosa es bien diferente. Lo prometo.

    Después de 1 semana, volví a sesión con Esther y ella metía más ejercicios.  Y aquí tengo que señalar que  ella desde que empiezas el primer día y hasta el último segundo de tu última sesión del tratamiento,  en todo momento está pendiente de tí, lo apunta todo y si no te sale algún ejercicio,  te anima siempre. Parecerá una tontería así leído, pero en muchas ocasiones y como bien he dicho, a mí  aquí también me resultaba desesperante ver como no me salía algo y ella estaba ahí animando y dando apoyo en todo momento.

    Y otra vez, semana de ejercicios en casa y a continuación volver a sesión el día fijado.  En total en mi caso fueron 10 sesiones, en las cuales cada día Esther iba metiendo más ejercicios y que poco a poco yo iba superando y dominando.

S    i, como se lee, si al principio crees que esto no funcionará porque tú ya eres mayor y crees que esto de la visión es imposible de mejorar ya, pues no es así. Con tu propio trabajo en casa y con la ayuda de la doctora en todo momento, cada día vas mejorando y haciendo los ejercicios mejor y por ende, vas sintiendo como tus problemas de visión van desapareciendo.

    En mi caso nunca dejé de hacer los ejercicios en casa ni de ir a las sesiones. Hay que tomárselo en serio porque la visión es algo muy importante.

    Así que si eres niño o adulto y estás leyendo esto, espero que mi testimonio te sirva de ayuda para ver que esto a mí me funcionó y a tí, con la ayuda,  amabilidad  y cariño de Esther López, te pasará lo mismo. Estoy segura de ello.

Un fuerte abrazo a Esther y muchísimas gracias por haberme ayudado.

¿Necesitas información?

*Debe rellenar todos los datos SOLICITAR INFORMACIÓN Enviar

¿Podemos ayudarte? Siempre vamos a estar al otro lado cuando nos necesites.

DIRECCIÓN Galileo 104, Madrid 28003

HORARIO De Lunes a Viernes, 09:00 h a 15:00 h.

Contáctanos
*Debe rellenar todos los datos Enviado Enviar
Solicita información

DIRECCIÓN Galileo 104, Madrid 28003

HORARIO De Lunes a Viernes, 09:00 h a 15:00 h.


Solicitud recibida correctamente

Te contestaremos tan rápido como sea posible