Hipermetropía

Problemas de visión > Hipermetropía

Hipermetropía

¿Qué es la Hipermetropía?

La hipermetropía es un defecto de refracción o error en el enfoque visual por el que las imágenes se enfocan por detrás de la retina, en lugar de en la retina; de ahí que los hipermétropes tengan visión borrosa y una cierta incomodidad ante los objetos cercanos. Esta ametropía puede ser causada por el hecho de tener ojos más cortos en el eje anteroposterior o de tener una cornea demasiada plana.

 

La hipermetropía es un problema de visión o defecto muy frecuente. Normalmente alcanza pocas dioptrías, pero, a diferencia de la miopía, no es un defecto progresivo. La probabilidad de tener hipermetropía es alta cuando en la familia hay antecedentes. La hipermetropía también es un factor de riesgo de padecer estrabismo (desviación de los ojos) y glaucoma (presión intraocular elevada).

La mayoría de los niños al nacer son hipermétropes (hipermetropía fisiológica). La hipermetropía se va corrigiendo a medida que los niños crecen y el ojo se va desarrollando, hasta desaparecer en la adolescencia. Sin embargo, si al llegar a esta edad no se ha corregido completamente, es probable que la hipermetropía sea manifiesta. Es importante realizar revisiones en los niños, ya que hipermetropías altas no detectadas a tiempo pueden desarrollar un estrabismo o una ambliopía (ojo vago).

¿Qué síntomas produce?

El principal síntoma de la hipermetropía es ver borroso de cerca, aunque también se puede ver borroso de lejos en casos de hipermetropía elevada. Por el contrario, cuando la hipermetropía es baja se puede ver bien de cerca y no tener sintomatología, y hasta realizar esfuerzos visuales durante horas, como leer o estar frente al ordenador. 

Normalmente, tras esfuerzos prolongados en cerca, se puede desencadenar cansancio ocular, incomodidad, incluso dolor de cabeza. Esta incomodidad se traduce en una dificultad para concentrase y mantener una visión clara durante la lectura, así como en tener los ojos irritados con picor y lagrimeo tras realizar la tarea.

En los niños la capacidad de acomodación del cristalino es mayor que en adultos, por lo que ésta suele ser suficiente para compensar hipermetropías bajas y poder enfocar bien objetos cercanos.

 

¿Cómo se trata?

La corrección de la hipermetropía es más complicada que la de la miopía. Ésta va a depender de la edad, del grado de hipermetropía, y sobre todo, de la sintomatología que se presente. Se corrige mediante gafas o lentes de contacto, realizándose mediante lentes convergentes (positivas) que llevan la imagen a la retina.

La hipermetropía se puede operar bien mediante una cirugía corneal con Láser excimer-femtosegundo o con lentes fáquicas, que son lentes que se colocan entre la cornea y el cristalino de forma reversible.

¿Necesitas información?

Acepto las condiciones de uso
Missing fields SOLICITAR INFORMACIÓN Enviar

La hipermetropía es un defecto de refracción o error en el enfoque visual que produce visión borrosa y una cierta incomodidad ante los objetos cercanos.

¿Podemos ayudarte? Siempre vamos a estar al otro lado cuando nos necesites.

DIRECCIÓN Galileo 104, Madrid 28003

HORARIO De Lunes a Viernes, 09:00 h a 20:00 h.

Contáctanos
Missing fields Enviado Enviar

Solicitud recibida correctamente

Te contestaremos tan rápido como sea posible